Se encontraba internado desde enero pasado. Su estado de salud empeoró en las últimas horas y murió tras una descompensación cardíaca y renal.

De la Rúa estaba internado hacía más de seis meses en la clínica Fleming. La noticia de su muerte, que ya se venía barajando desde ayer en horas de la noche, fue confirmada por el actual presidente argentino.

Mauricio Macri comentó: “Lamento el fallecimiento del ex presidente Fernando de la Rúa. Su trayectoria democrática merece el reconocimiento de todos los argentinos. Acompañamos a su familia en este momento”.

Los problemas de salud del expresidente ya venían de larga data. Incluso desde 2001, cuando fue sometido a una angioplastia. En 2010 y 2014, fue intervenido por temas similares, mientras que en enero de 2016 pasó por el quirófano por un problema en la vejiga.

Su última aparición pública fue para la cumbre del G20 realizada en la ciudad de Buenos Aires en noviembre pasado.