A un año del allanamiento, las investigaciones determinaron que había complicidad del dueño del popular bar salteño. 

A mediados de noviembre del año pasado tuvo lugar el allanamiento de este bar ubicado en calle Córdoba. Meses antes infiltrados policiales realizaron operativos de vigilancia en el lugar. La noche del allanamiento demoraron a más de 150 personas y decomisaron cantidades menores de marihuana y cocaína. Hoy se informó que 5 de las que ahí estaban irán a juicio.

Municipalidad de Salta

El fiscal penal interino de la Unidad contra la Narcocriminalidad, Federico Jovanovics, requirió ante el Juzgado de Garantías 7, la elevación a juicio de la causa que tiene como imputados a Rodrigo Ezequiel López, Walter Gastón Martínez y Sergio Luis Robin. Todos acusados del delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravada por la participación de tres o más personas en forma organizada. En la misma causa están imputados Santiago Savas Flores y Martín Gustavo Carrillo, por el delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.

Fuentes policiales aseguran que la investigación mostró evidencia de ofrecimientos de «cripy» en el teléfono de uno de los detenidos, en tanto que los otros tenían mensajes también ofreciendo la venta de sustancias. Además señalan que el dueño del bar, “Kaetano III”, Sergio Luis Robin, estaba al tanto de las maniobras que realizaban los imputados. «Robin contaba con un monitor en la sala de control, por lo que podía observar todo lo que sucedía en el bar. Entonces, no sólo era consciente, sino parte interesada», indica la publicación del Ministerio Público Fiscal de Salta.

En la misma publicación señalan la cantidad de envoltorios que se le halló a cada imputado. Muchos en condición de descarte y en el baño del bar. Lo que no se especifica el peso tanto de marihuana como de cocaína decomisadas a cada uno. Solo señalan que «la cantidad de sustancia, las balanzas grameras y el dinero en efectivo secuestrados confirmaron la hipótesis de la investigación». Es decir, en el Kaetano vendían falopa.

Los que zafaron

En el requerimiento del juez Jovanovics también se pidió el sobreseimiento de Gastón Alfredo Montellano, Emiliano Hernán Parodi, Soe Antonella Limay y Nahir del Valle Villa. Estaban imputados por el delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización. En su caso «los elementos iniciales fueron insuficientes para mantener la acusación», explicitó el fiscal.