A falta de lluvia de inversiones, el gobierno dispuso para agosto otra lluvia de aumentos

Al anunciado incremento de la luz, se le sumará otro aumento al precio de los combustibles. Las empresas petroleras aplicarían esta semana un incremento de entre 5% y 8%.

“El último ajuste había sido puesto en marcha el 7 de julio por YPF y el 11 por el resto de las compañías, pero las empresas buscan ahora reducir al máximo un «atraso» del 20% en el precio de venta al público”, informan los medios especializados en economía. Según las petroleras, los precios de las naftas y gasoil quedaron desfasados por el fuerte aumento en el valor del dólar y también el barril de crudo a nivel internacional.

La nueva alza se aplicaría a partir del miércoles o jueves en un mercado completamente liberado y sin intervención del ministerio de Energía. En lo que va del año, la nafta súper y el gasoil se encarecieron 22% y ahora subirían otro 5%; mientras que los combustibles premium ya se incrementaron un 27% y ahora lo harían en otro 8%.

Este nuevo ajuste se registrará en medio de problemas de abastecimiento que están padeciendo las estaciones de servicio de bandera blanca y las ex Oil, dado que las principales petroleras del mercado les venden sólo por cupos. Por ese atraso del 20 por ciento en los precios en surtidor respecto de lo que subió el valor del dólar y del crudo, las petroleras priorizan el abastecimiento a las estaciones que trabajan con sus banderas.