A 25 años del 5 a 0 de Colombia | Cuando a la selección invencible le dieron un cachetazo

El Pibe Valderrama, tras el triunfo.

El 5 de septiembre de 1993, el equipo comandado por Valderrama y Maturana bailó al por entonces bicampeón de América y subcampeón del mundo.

Un partido que fue un hito para el fútbol argentino y colombiano. Para los de acá fue la caída estrepitosa en casa, una «vergüenza», como tituló El Gráfico. Para los de allá, el punto máximo del buen juego que venía practicando desde fines de los 80.

El 5 de septiembre de 1993, por la última fecha de las eliminatorias sudamericanas para el Mundial de Estados Unidos, la selección argentina cayó por 5 a 0 ante su par de Colombia. Fue en la cancha de River, un domingo en el que todo pareció terminar.

Los goles, que llegaron en su mayoría en el segundo tiempo, provocaron que la selección que dirigía Alfio Basile estuviera a punto de quedarse afuera del mundial. El resultado entre Paraguay y Perú, los otros integrantes del grupo (por entonces se jugaba con el viejo sistema de eliminatorias), salvó a la Argentina.

Colombia, dirigida por Francisco Maturana, bailó a la selección y le ganó por segunda vez en el año, tras el triunfo obtenido de local. Había sido el verdugo de una Argentina que hasta la primera derrota con los cafeteros llevaba 33 partidos sin perder y había obtenido dos Copa América, además de conservar aún el título de subcampeón del mundo conseguido en Italia 90.

La derrota provocó un caos total en el fútbol argentino, orgulloso y vanidoso, por entonces herido en su orgullo. Los debates se dieron en todos los canales, radios, diarios y revistas y se alzó la voz para que se concretara el regreso de Diego Maradona.

La histórica tapa de la revista El Gráfico tras la derrota con Colombia.

En noviembre, Maradona volvió a la selección, que debió viajar a Australia para jugar un repechaje por el último pasaje al mundial. Lo consiguió y pudo jugar el torneo al año siguiente, cuando a Diego le cortaron las piernas.