Salieron de Buenos Aires por tierra días después del partido y al llegar a Bolivia el 18 de marzo los devolvieron a La Quiaca, donde están varados. El club colombiano pide al gobierno de su país repatriarlos.

Son 16 personas que para hacer el camino por tierra desde Medellín a La Boca emplearon 9 días: cruzaron Ecuador, Perú, Bolivia, entraron a la Argentina por La quiaca y llegaron hasta Buenos Aires el 9 de marzo. Un día después vieron a su equipo perder 3-0 frente a Boca en la Bombonera por la Libertadores. Se quedaron unos días en CABA hasta que emprendieron el regreso con la idea de repetir el recorrido. Por ese entonces el coronavirus era tema asiático y empezaba a sonar en tierras europeas.

“El miércoles 18 de mayo, tras un largo recorrido en micro llegaron a La Quiaca con la idea de cruzar a Bolivia. Pero el problema fue que al cruzar al país vecino fueron ´devueltos´ ya que allí ya estaba cerrada la frontera y empezaba a regir el aislamiento”, recreo en su edición de hoy el diario Clarín a partir de las declaraciones de uno de los barras al sitio “La Quiaca al día”.

“La Policía no nos permitió alojarnos en un hotel, ni en ningún lado, porque estaban multando si dejaban alojar a alguien”, explicó Michael Taborda quien conto que al quedar en la calle y sin alojamiento posible, las autoridades locales los alojaron en un comedor del municipio destinado en estos tiempos a asistir a víctimas del coronavirus. El comedor está ubicado en pleno centro, frente al Mercado Municipal. Es un espacio que habitualmente se ocupa de asistir a vecinos con bajos recursos.

Los hinchas colombianos varados en La Quiaca.

Los hinchas aseguran que fueron sometidos a los chequeos médicos y no presentan ningún síntoma del virus, pero tras el dictamen del Gobierno nacional que establece desde el viernes 20 el aislamiento obligatorio, ya no pueden salir del establecimiento. “Este lugar ya parece como una cárcel. Acá nos explicaron que por la pandemia es mejor estar así. El problema es que la cuarentena es después del mediodía y vemos a la mañana a la gente salir normalmente. ¿Nosotros por qué no podemos salir, bajo precauciones? Nos hicieron los exámenes y estamos bien. No es justo”, relató Cristian Ramírez Monsalve, otro de los hinchas.

“Desde que están ahí sufren ataques de pánico, tienen trastornos de ansiedad. Los trasladan para atención psicológica al hospital Jorge Uro y los vuelven a dejar en el comedor”, aseguraron a Clarín algunos vecinos mientras el Comité Operativo de Emergencias de La Quiaca asegura que «están totalmente controlados y monitoreados, con todo el seguimiento sanitario. No pudieron pasar a territorio boliviano por el cierre de fronteras, por lo que se decidió que debían permanecer en aislamiento preventivo”.

En tanto, el Deportivo Independiente Medellín solicitó este miércoles al Gobierno de Colombia ayuda para repatriar a los 16 hinchas. Y solicitan a la Cancillería adelantar las gestiones necesarias que permitan preservar la integridad de estas personas.