El legendario cantante de Virus dejó un legado que aún se percibe.

Hoy se cumplen treinta años de la muerte de Federico Moura, el legendario cantante de la banda Virus, pionera y vanguardista en el ámbito del rock argentino.

La muerte de Moura sucedió un año después de la de Luca Prodan y a nueve meses de la de Miguel Abuelo, ocurrida en marzo del 88. Los tres fallecimientos cerraron definitivamente la riquísima década del 80 del rock nacional.

La influencia pop de Moura y Virus continuó más allá de la muerte de Federico. En los 90 y los 2000 el legado se mantuvo firme, al igual que hoy.