El escritor y periodista falleció el 29 de enero de 1997.

De alguna manera nunca se fue. Osvaldo Soriano sigue vigente en las historias que imaginó en un pasado que se repite dentro de una Argentina cíclica.

El escritor y periodista, autor de las novelas Cuarteles de invierno, A sus plantas rendido un león, Triste, solitario y final, El ojo de la patria, No habrá más penas ni olvido, entre otras, nació en Mar del Plata en 1943. Tras un paso por el periodismo en Tandil se radicó en Buenos Aires, donde colaboró con los medios más importantes del país en diferentes épocas. La Opinión, Página 12 y Primera Plana lo tuvieron como una de las plumas más prestigiosas.

Durante la última dictadura militar debió exiliarse en Europa. Regresó cuando la democracia fue posible.

Las compilaciones de sus artículos periodísticos se leen hoy como el más fascinante de los libros de cuentos. La potencia de sus relatos, la capacidad narrativa para atrapar al lector le daban a los textos de Soriano la solidez suficiente como para ir más allá del medio que lo publicó por primera vez. Al igual que sus historias de ficción, se alimentó siempre de lo que se vivía en el país: fútbol, peronismo, militares, crisis. Un resumen nacional.