20 años no es nada | “Sentir como propia toda injusticia nos moviliza a hacer política en Salta y el país”

El concejal Ignacio Palarik celebró el vigésimo aniversario de Libres del Sur y advirtió que “hay similitudes con aquel 2002, no por la conflictividad social sino por los indicadores económicos”. Hoy habrá acto en el Delmi.

“Cambiaron muchas cosas, algunas para bien y muchas otras para mal y sigue habiendo cosas que no mejoraron” aseguró, al referirse al vigésimo aniversario de la conformación del Movimiento Libres del Sur, el dirigente social Ignacio Palarik y añadió que “nuestra organización creció mucho desde aquellas primeras reuniones en una plaza a este presente con gran presencia territorial y representación política”.

Además, recordó que “nacimos en la peor crisis de la historia argentina, en el que todavía sonaba fuerte el ‘que se vayan todos, que no quede ni uno solo’ porque la política y el sistema de partidos estaban detonados” y valoró que “construimos una experiencia colectiva y una forma distinta de hacer política, junto a la gente a la que le duele la realidad”.

El dirigente social advirtió que “hoy hay similitudes con aquel 2002, no por la conflictividad social sino por los indicadores económicos” y enfatizó que “frente a ese descontento, esa bronca y esa apatía social nosotros mantenemos nuestro compromiso de hacer algo y ratificamos nuestros valores, nuestras convicciones, nuestras ideas y nuestra militancia”.

En declaraciones al programa “Cuarto Oscuro” de FM La Cuerda 104.5, Palarik reconoció que “hoy hay un rechazo a toda la política y por eso el voto en blanco fue muy fuerte en las últimas elecciones” y ejemplificó que “ocupado en cambiar un animal por un prócer en los billetes, el presidente Alberto Fernández es una burla y genera rechazo como también genera cada vez más rechazo la ‘nueva política’ de los influencers”.

Finalmente, el también concejal salteño planteó que “frente a ese rechazo, en Libres del Sur ratificamos nuestra forma de hacer política con una experiencia colectiva de presencia todos los días junto a los que la pasan mal” y expresó que “nadie se salva solo y nosotros vivimos la política como una experiencia colectiva”. “Sentir como propia toda injusticia es lo que nos moviliza a hacer política para transformar esa realidad que nos duele” concluyó.